Filtros

Servicios

VENTA Y REPARACIÓN DE NEUMÁTICOS

Los neumáticos son el único punto de contacto entre su vehículo y el piso. El buen estado de los mismos permitirá que la performance del vehículo se desarrolle de la mejor manera posible y que sus funciones tengan un buen desempeño.

Las funciones del neumático son:
  • Soportar la carga
  • Asegurar la transmisión de la potencia
  • Asegurar la conducción del vehículo
  • Ofrecer respuestas eficientes al frenar o al acelerar el vehículo

La presión de inflado es un factor extremamente importante, cuando hay falta de presión se produce un mayor consumo de combustible, la estructura del neumático se deforma, las paredes se desgastan prematuramente, la temperatura interna sube y las características originales del neumático se pierden.

Las presiones siempre deben verificarse cuando los neumáticos están fríos; la frecuencia ideal es de una vez por semana, dado que bajo condiciones de uso normal del neumático, se pierde aproximadamente 1lb de presión por mes.

Para evitar diferencias de presión de inflado, debido a cambios de temperatura que afecten el neumático, se recomienda calibrar con Nitrógeno.

Ver nuestros Neumaticos

ALINEACIÓN Y BALANCEO

La alineación es la forma de comprobar el correcto posicionamiento de las ruedas y de los componentes de la dirección y suspensión. A través de la alineación se verifican, entre otras cosas, las medidas del cuadrilátero del vehículo.

Comprobando estos valores se garantiza un desgaste homogéneo de la banda de rodamiento, adherencia, confort y seguridad. Para estos controles es fundamental contar con maquinaria de última generación, con las actualizaciones más recientes.

Es recomendable alinear las ruedas del vehículo al menos dos veces por año, cada 10.000 km o al primer indicio de desgaste irregular del neumático.

¿Cuándo debemos alinear?
  • Cuando notamos en los neumáticos un desgaste excesivo o desparejo.
  • Cuando notamos derivaciones hacia alguno de los lados.
  • Cuando el volante copia fácilmente irregularidades del suelo y se nota inestable.
  • Cuando al doblar, se sienten chirridos de neumáticos.
  • Cuando el volante está muy pesado.

El balanceo corresponde a equilibrar el peso de la rueda por posibles irregularidades de la llanta o del neumático.

¿Cuándo debemos balancear?
  • En cada cambio de neumáticos
  • Cuando se hace rotación de los neumáticos
  • A la primera señal de vibración o desgaste irregular en el piso del neumático.
  • Después de haber efectuado alguna reparación en el neumático.
  • Después de haber tenido algún golpe en la llanta

LUBRICACIÓN Y FILTROS

En virtud de la fricción que se genera en el motor por la velocidad a la que giran muchos de sus componentes, se hace necesario el uso de un lubricante o aceite, el cual favorece la disminución de la fricción y el consecuente desgaste que ocasiona.

El lubricante cumple variadas funciones dentro de una máquina o motor, entre ellas disuelve y transporta al filtro las partículas fruto de la combustión y el desgaste, distribuye la temperatura desde la parte inferior a la superior actuando como un refrigerante, evita la corrosión por óxido en las partes del motor o máquina, evita la condensación de vapor de agua y sella actuando como una junta determinados componentes.

Un lubricante se compone de una base, que puede ser mineral o sintética y un conjunto de aditivos que le confieren sus propiedades y determinan sus características. Cuanto mejor sea la base menos aditivos necesitará, sin embargo se necesita una perfecta comunión entre estos aditivos y la base, pues sin ellos la base tendría unas condiciones de lubricación mínimas.

En cuanto al filtro de aceite, cumple la función de proteger al motor del desgaste al separar las partículas abrasivas que se introducen en él.

Ver cambio de aceite y filtros

BATERÍAS Y MECÁNICA LIGERA

Las funciones de una batería son las siguientes:
  • Suministrar corriente eléctrica al motor de arranque y sistema de encendido.
  • Proporcionar corriente eléctrica a los accesorios cuando el motor no está funcionando y el switch de encendido está en off o en la posición de accesorios.
  • Suministrar corriente eléctrica adicional a los accesorios cuando el motor está funcionando y cuando el rendimiento del alternador es superado por los consumos de corriente de los diversos accesorios del vehículo.
  • Actuar como estabilizados de voltaje en el sistema eléctrico. La batería reduce y suaviza temporalmente altos voltajes, que pueden dañar componentes electrónicos del vehículo.

El deterioro normal acompaña el avance del tiempo. La repetición del ciclo de carga-descarga desgasta lentamente el material activo de las placas. Hasta que se llega al punto en que la superficie de la placa, disponible para que se lleve a cabo la reacción con el electrolito, no es suficiente para restaurar la capacidad total de la batería.

Muchas veces, un sistema electrónico defectuoso, afecta las condiciones de la batería. Una batería en buenas condiciones, que está constantemente descargándose, es generalmente un problema que puede deberse a una o más condiciones descritas a continuación:

  • Accesorios eléctricos que se dejan encendidos.
  • Generador defectuoso.
  • Cortocircuito en el sistema eléctrico.
  • No se ha utilizado el vehículo por períodos largos.

Un suministro excesivo o insuficiente de carga puede causar serios daños a la batería. Esto se aplica tanto para el sistema de generación propia del vehículo, como para las fuentes externas de emergencia, como los cargadores para batería.

La mecánica ligera o básica se refiere al mantenimiento preventivo de nuestros vehículos y a la corrección y detección de fallas básicas del motor, sistema eléctrico e inyección, sistema de combustible, frenos, tren delantero y suspensión. No están incluidas reparaciones mayores de motor, desmontaje de transmisiones automáticas, sincrónicas y su reparación, sistemas diesel, camiones, entre otros.

Este tipo de mecánica permite solucionar problemas existentes en el vehículo, previo a que puedan desarrollar problemas aún mayores.

A mayor control de los diferentes aspectos de un vehículo, esto permitirá un mejor desempeño y así mejorar las condiciones de su uso.

Ver nuestras Baterias

FRENOS / AMORTIGUADORES Y TREN DELANTERO

El amortiguador controla la oscilación de la suspensión haciendo que ésta sea más rígida y segura, garantizando el apoyo constante del neumático contra el suelo, lo que otorga mayor eficacia en transmisión y frenado y limita los rebotes de cada rueda.

Por lo general, el desgaste de los amortiguadores es difícil de detectar, debido al acostumbramiento del conductor al fallo progresivo de la amortiguación.

Los frenos permiten la detención completa del vehículo al presionar un material de alta fricción (pastillas o patines) contra los discos atornillados a la rueda, y que giran con ella. La transmisión de la fuerza se produce a través del líquido de frenos que amplía la presión ejercida por el conductor para detener el vehículo con el mínimo esfuerzo posible.

La mayoría de los vehículos actuales tienen su frenado garantizado en más del 70% por las ruedas delanteras. Por este motivo, están generalmente equipados por frenos de disco delante, más resistentes y eficaces, y frenos de campana y patines detrás.

El tren delantero está integrado por componentes de la dirección y de la suspensión delantera, que a raíz del desgaste de su funcionamiento, pueden producir ruidos, pérdida de alineación, e incluso pérdida de estabilidad y control del vehículo. Es por esto que debemos ser constantes en su revisión y mantenimiento, que deberá ser realizado al menos dos veces al año o cada 10.000 km.

El desgaste desparejo o irregular de los neumáticos es síntoma de una mala alineación o de problemas en los amortiguadores. Antes de hacer alinear el vehículo, haga revisar el tren delantero. Las piezas que lo integran (bujes, parrillas, brazos, extremos, etc.), deben estar en buenas condiciones y no presentar desgaste o daños.

Frenos delanteros    Frenos traseros    Tren delantero    Amortiguadores